Hungerfortraveling

Creando nuestra propia historia, ¿te unes?

Que ver en Oslo en 3 días

Empiezan a divisarse paisajes blancos y helados, pequeños fiordos que parecen pequeños lagos o ríos, todos helados, una imagen diferente, un nuevo lugar, llegamos a Oslo.

Y allí, en Oslo comienza nuestro viaje por Noruega, la capital y aunque no sea una ciudad preciosa, todas las capitales tienen mucho que ofrecer.

Aterrizamos en el aeropuerto Oslo-Rygge, desde donde nos vamos a la estación central de Oslo donde nos encontramos con la otra mitad de este viaje, mi familia 😀 y el chico del Airbnb donde nos vamos a instalar las dos noches que pasaremos en Oslo.

Antes de ir a el apartamento, el anfitrión nos deja entrar a la oficina de turismo, donde nos hacemos con un mapa, nos dan información sobre la ciudad como horarios y tal, aunque ya lo llevaba todo apuntado, y nos compramos la Oslo Pass, la cuál habíamos estado buscando información sobre ella antes de ir y habíamos decidido comprarla porque nos salía bastante bien teniendo en cuenta los museos que queríamos ir a ver.

Ahora ya sí, bien provistos y tras dejar las maletas, conocer nuestro alojamiento y tener las llaves estamos listos para irnos a recorrer
Oslo.

Día 1

  • Edificio de la Ópera
  • Catedral
  • Parlamento
  • Galería nacional (el grito)
  • Fortaleza de Akershus
  • Palacio Real
  • Aker Brygge

Día 2

  • Ferry a la península de Bygdøy
  • Museo Folklórico de Noruego
  • Museo de los barcos Vikingos
  • Museo Fram y Kon-tiki
  • Hollmenkolen, Museo y salto de esquí
  • Parque Vigeland

Día 3

  • Paseo por el río hasta el centro. Arte urbano.
  • Ayuntamiento
  • Paseo por Aker Brygge
  • Fortaleza de Akershus
  • Gamle Oslo o Ciudad vieja

Jueves, Día 1

Oslo en 2-3 días

Nada más salir de la estación central nos encontramos con ese símbolo de Oslo, sí un tigre, ¿porqué un tigre? Porque a Oslo se le conoce como la ciudad del tigre.

Edificio de la Opera de Oslo

Tras las correspondientes fotos, seguimos nuestro camino hacia la Opera de Oslo, ese famoso edificio blanco y moderno el cuál a mi me recuerda un poco a pistas de esquí.

Oslo

Oslo

Subimos por sus rampas a la parte de arriba y aunque no es muy alto podemos observar parte de la ciudad y del fiordo de Oslo.

Oslo

Allí teníamos pensado hacer un picnic y comer nuestro rico bocadillo, pero la verdad que el tiempo no acompañaba y hacia bastante frío. Al entrar a ver al edificio encontramos una zona con bancos donde había gente sentada, algunos comiendo, por lo que allí nos sentamos a degustar nuestro rico bocadillo.

Catedral

Con las pilas ya cargadas ponemos rumbo al centro de la ciudad donde vamos a visitar los edificios del Parlamento y el Palacio Real y también la Galería Nacional. Primer museo de nuestra visita a Oslo. Pero en nuestro camino damos con la catedral de Oslo la cual aprovechamos para visitar.

Catedral de Oslo

Es pequeña, sencilla y diferente a las catedrales tan recargadas que estamos acostumbrados a visitar, pero en su simplicidad y sus colores está su encanto.

Catedral de Oslo Catedral de Oslo

Parlamento

Dejamos la catedral atrás y seguimos nuestro camino hacia el Parlamento. El centro es bastante pequeño y el Parlamento del Palacio Real está muy muy cerca, separados por un pequeño paseo por una de las calles más famosas de Oslo, Karl Johans gate, por la que no podéis dejar de pasear, así que tras pasar por el Parlamento y hacer un par de fotos que tampoco es gran cosa, nos vamos a la Galería Nacional que cierran pronto y no queremos perdérnoslo y dejamos el Palacio Real para más adelante.

Oslo

Parlamento

Galería Nacional

En el Museo Nacional está uno de los famosos cuadros “el grito”. Nosotros no somos mucho de arte y pasarnos horas y horas recorriendo museos, pero sí que hay cuadros y cierto museos que nos gusta visitar, y este era uno de ellos, y nos gustó mucho. Además en la parte donde está el grito hay unos cuadros muy chulos que incluso me gustaron más que el propio grito. Así que, especialmente si tenéis la Oslo Pass, no os perdáis este museo, no es muy grande y no se necesitan un montón de horas para verlo entero y tiene obras muy chulas, entre ellas algún Picasso.

Fortaleza de Akershus

Tras la visita a la Galería Nacional nos acercamos al Ayuntamiento a ver si lo pillamos abierto, con poco éxito, así que nos dirigimos a la Fortaleza de Akershus, la cuál también está cerrada para visitar sus terrenos por dentro, pero nos damos un paseo a su alrededor que también es bonito y ya está iluminado por lo que tiene ese color especial que consiguen los edificios iluminados.

Fortaleza de Akershus, oslo Fortaleza de Akershus, oslo

Y de la fortaleza nos volvemos caminando hacia el centro con un bonito paseo que nos deja imágenes como estas:

Oslo, Noruega

Palacio Real

Tras el paseo, de vuelta en el centro visitamos el Palacio Real, en el que aún queda un poquito de nieve del recién terminado invierno. La verdad que no nos pareció un Palacio Real muy lujoso, es bastante sencillo. Sabes que es el Palacio Real por la Guardia Real que hay enfrente paseando de un lugar a otro,  pero nada comparado con el Buckingham o el Palacio Real de Madrid.

Palacio Real de Oslo Palacio Real de Oslo

Ya es la hora de cenar y ya que tenemos la Oslo Pass miramos los restaurantes que entran en descuento. Un par de ellos de los que yo llevaba apuntados entraban en el descuento de la tarjeta, ¡Genial!

La mala noticia que es Semana Santa y en Noruega, los días de fiesta descansa todo el mundo (o casi todo el mundo) por igual, por lo que muchos restaurantes están cerrados, y uno de ellos era uno de los  que yo llevaba apuntados. Pero con suerte, encontramos uno abierto y  entraba en la lista de descuento así que para allá nos dirigimos.

Aker Brygge

Nos dirigimos hacia Aker Brygge, un barrio al lado del mar muy chulo que está lleno de restaurantes, cafés y tiendas y hay buen ambiente. Allí encontramos el restaurante Rorbua, que lo recomendamos totalmente. Por dentro parece una cabaña típica noruega, con mesas y paredes de madera e incluso con una lumbre en el medio del restaurante, un lugar muy acogedor. La comida en típica noruega, pudimos disfrutar de una deliciosa hamburguesa de pescado, sí, se que suena a locura, hamburguesa de pescado… yo nunca habría apostado por una hamburguesa de pescado, ni si quiera había pensado en probarla y ¡me encantó!, tanto que el último día volvimos a este restaurante a comer y repetí :). De hecho nos gustó a todos (somos muy de compartir 🙂 ).

Aker Brygge, Oslo

Desde el Aker Brygge hay unas vistas preciosas a la Fortaleza y el fiordo de Oslo.

Aker Brygge, Oslo

Aker Brygge, Oslo

Y mañana será un nuevo día, ahora toca descansar.

Viernes, Día 2

Nuestro segundo día en Noruega va de museos.

Ferry a la península de Bygdøy

La mayoría de los museos están en la península de Bygdøy y para llegar hasta allí hay dos opciones, autobús nº 30 o en ferry, un barco pequeño, no os esperéis un ferry enorme jaja. El ferry funciona de Abril a Septiembre-Octubre, así que si vas fuera de esas fechas no tendrás más remedio que ir en autobús. Y allá fuimos nosotros, a coger el ferry. Tarda unos 10-15 minutos en llegar a la península y desde donde te deja tienes que andar un poquito hasta llegar a los museos. Ir en Ferry, a parte de ser la opción más rápida, te ofrece un recorrido por el fiordo de Oslo con vistas a la ciudad desde el agua. El ferry sale del muelle que está en frente del ayuntamiento.

 Museo Folklórico Noruego

Es un museo al aire libre, muy parecido al Skansen de Estocolmo, donde se pueden ver antiguas casas Noruegas de madera, tanto por dentro como por fuera, que van de más antiguas a más modernas, comercios abiertos al público donde comprar un antiguo pan de leña riquísimo, gominolas en una antigua tienda o  incluso puedes probar una rústica sopa de cebolla que nos resultó… un poco especial jaja.  Y por lo que quizá reciba más visitas este museo, una de las pocas iglesias de madera que quedan en toda Noruega y que son impresionantes.

Iglesia de madera, Oslo  Iglesia de madera, Oslo

Museo Folklórico, Oslo Museo Folklórico, Oslo Museo Folklórico, Oslo

Museo Folklórico, Oslo

La rica sopa..

Esta tienda de comics y antiguos y pequeños juguetes es muy chula, merece la pena entrar a verla, además esta parte es como un pequeño pueblecito de la antigua noruega con calles y todo.

Museo Folklórico, Oslo Museo Folklórico, Oslo

Museo Folkórico de Oslo Museo Folkórico de Oslo

También nos lo pasamos como enanos intentado andar con estos zancos, a algunos se les dio mejor que a otros, yo no fui capaz de dar dos pasos seguidos, en cambio Unai casi echa una carrera con mi madre jaja.

Museo Folkórico de Oslo

Finalmente, pudimos ver algunos trajes típicos noruegos y también antiguos juguetes o cosas de casa. Un museo muy interesante, divertido y diferente.

Museo de los barcos Vikingos

Seguimos de museos, ahora toca el de los famosos barcos Vikingos. Un museo que consta de dos barcos Vikingos y algunos tesoros que se encontraron en ellos, son inmensos, increíbles y muy bonitos. Si estás en Oslo pásate por aquí, especialmente si tienes la Oslo Pass.

Museo de los barcos Vikingos, Oslo

Museo de los barcos Vikingos, Oslo  Museo de los barcos Vikingos, Oslo

Museo Fram y Kon-Tiki

Estos museos también van de barcos y están uno en frente del otro. Habíamos oído hablar mucho del museo Fram, así que decidimos ir a visitarlo. Si te gusta el tema de los barcos y expediciones, si tienes tiempo o si tienes la Oslo Pass te lo recomiendo, sino, yo no iría. Trata sobre uno de los barcos más resistentes y sus expediciones polares.

Hay que decir que nosotros ya estábamos también algo cansados y si sumas eso y que no nos pareció muy interesantes, es aún menos interesante.

Eso sí, por fuera es muy chulo.

Museo Fram, Oslo

Al museo Kon-Tiki no pudimos dedicarle tiempo ya que queríamos ir a ver el museo de salto de esquí y al parque Vigeland y no teníamos más tiempo. Entré un momento para echar un vistazo ya que la entrada también era gratis por la Oslo Pass, no me dio tiempo a ver mucho ya que venía el autobús, pero lo poco que vi me gustó más que el museo Fram. También trata de expediciones, esta vez por un científico defensor del medio ambiente. En el museo se pueden ver embarcaciones de las expediciones, una de ellas (la única que vi) pequeña, de madera muy chula y también objetos de las expediciones. También tienen una exposición de la Isla de Pascua y Tigris.

Lo siento, no tuve tiempo para hacer fotos :).

Hollmenkolen, museo y salto de esquí

Desde la península de Bygdoy nos fuimos en metro hasta el museo de salto de esquí, el cuál estaba cerrado, pero aún estando cerrado merece la pena desplazarse hasta allí. Este museo está un poco más alejado de la ciudad, por lo que sino quieres tardar una eternidad, coge el metro.

Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí

El museo está en una colina por lo que hay una vistas maravillosas desde allí.

Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí

El trampolín de salto de esquí se puede ver perfectamente aunque el museo esté cerrado. Incluso puedes deslizarte por el :D.

Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí

También se puede subir por la gradas para observar el salto de esquí desde arriba, que es una pasada. ¡No recomendado si tienes vértigo!

Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí

Cerca de la pista de salto de esquí hay unas pistas de esquí de fondo donde mucha gente estaba allí practicando este deporte. Se puede recorrer un trozo caminando y haciendo guerra de bolas ;).

Hollmenkolen, museo de esquí y trampolín de salto de esquí

Y una vez recorrido el museo y sus alrededores, nos vamos a nuestra última parada del día.

Parque Vigeland

El parque de las esculturas de Oslo. Pero no cualquier escultura, esculturas de personas contentas, tristes, enfadadas, queriéndose, grandes, pequeñas, locas, en grupo, en pareja, pero todas mostrando muchas expresividad. Es impresionante y para rematar está obelisco que tiene en el medio creado también de figuras humanas, sin duda alguna no te lo puedes perder, a nosotros nos encantó.

Parque Vigeland, Oslo

Parque Vigeland, Oslo

Parque Vigeland, Oslo Parque Vigeland, Oslo Parque Vigeland, Oslo Parque Vigeland, Oslo

El más famoso de todos es este niño que se tiene una rabieta que no puede con ella jaja.

Parque Vigeland, Oslo

Y tras el Parque Vigeland, nuestro día llega a su fin. De vuelta al centro por donde paseamos un poquito, y a cenar con una buena cerveza y esta hay que disfrutarla bien despacito porque madre mía que precios… Para la cena de hoy también aprovechamos otro de los restaurantes con descuento en la Oslo Pass, aunque no tan bueno como el de la noche anterior.

Día 3

Paseo por el río hasta el centro. Arte urbano.

Nuestro tercer día por Oslo comienza bien temprano. Llegamos a las 6.30 en el tren nocturno desde Bergen. Tras desayunar en casa de unos amigos noruegos nos ponemos pies a la obra para recorrer el río Akerselva desde el norte de Oslo al centro de la ciudad. Este río es una zona cultural protegida, un buen paseo lleno de arte urbano y zonas antiguas de las que no podrías disfrutar si solo te quedas por el centro de Oslo. En este paseo dejamos atrás antiguas fabricas, cascadas, parques, pequeños bosques, arte urbano por bonitas y otras no tan bonitas calles.

Paseo por el río Akerselva, OsloPaseo por el río Akerselva, Oslo

Y escribiendo esta entrada me he dado cuenta que no tenemos fotos del paseo por el río, solo estas dos y no se porquéeee. En serio, nos gustó mucho, fue un paseo muy bonito y diferente a lo que habíamos visto en Oslo los días anteriores. Si tenéis tiempo no dejéis de hacerlo, aunque sea un trocito. A nosotros nos quedó muy bien porque la casa de nuestro amigos estaba por el norte e hicimos el recorrido desde vøyenfallene hasta el centro de la ciudad, una hora, hora y algo aproximadamente caminando con tranquilidad.

Ayuntamiento

Ya de vuelta al centro, decidimos ir a visitar el Ayuntamiento que ahora sí, está abierto. La hora de apertura es de 9 a 4 y de 9 a 6 in horario de verano (Junio, Julio y Agosto) cuando también hacen tours gratuitos todos los días a las 10, 12 y las 14, no hace falta reservar. La entrada es gratuita.

Ayuntamiento de Oslo

Ayuntamiento de Oslo

El ayuntamiento tiene un hall enorme del que salen algunas habitaciones por las que puedes hacer un recorrido. El hall es muy bonito y tanto en el hall como en las habitaciones contiguas se pueden apreciar verdaderas obras de arte. Es interesante entrar a verlo, me recordó un poco al ayuntamiento de Estocolmo, aunque este es mucho más bonito.

Ayuntamiento de Oslo Ayuntamiento de Oslo

En el hall principal todos los años se celebra el premio Nobel de la Paz.

Ayuntamiento de Oslo

Paseo por Aker Brygge

Tras el ayuntamiento la mitad del grupo se marcha ya hacía el aeropuerto. Unai y yo tenemos el vuelo más tarde por lo que aún podemos seguir disfrutando de la ciudad. Tras un paseo por el Aker Brygge, el barrio chulo, con mucho ambiente lleno de restaurantes y cafés por donde también estuvimos el primer día, pero de noche, repetimos en el restaurante donde cenamos aquel primer día. Y repito hamburguesa de pescado, de verdad ¡que buena!. También pedimos carne de reno, guisada, que estaba muy buena y es muy típica de los países nórdicos. 

Nos gustó mucho pasear por este barrio de día, ver el ambiente y las vistas de la ciudad desde ese punto.

Fortaleza de Akershus

Con las pilas cargadas nos vamos a visitar la Fortaleza, en la cuál no habíamos podido entrar, aunque libremente solo se puede visitar el recinto . En ella podrás encontrar museos de la época y la historia de la fortaleza, también podrás ver las vistas desde la  muralla, unas vistas muy chulas hacia Aker Brygge y el fiordo de Oslo.  La entrada a los terrenos es gratuita, y podrás pasear por el recinto de la antigua fortaleza rodeado de antiguos edificios, cañones y callecitas que te harán retroceder en el tiempo. Durante el bonito paseo por su recinto también te encontrarás con una especia de granja donde aún se pueden ver caballos.  La Fortaleza se puede visitar por dentro con visitas guiadas, pero nosotros no lo hicimos.

Fortaleza Akershus, Oslo

Vista de la fortaleza desde Aker Brygge

Fortaleza Akershus, Oslo Fortaleza Akershus, Oslo Fortaleza Akershus, Oslo

Gamle Oslo o Ciudad vieja

Finalmente nos vamos caminando hacia la ciudad vieja o Gamle Oslo, la que sabíamos no es muy turística, pero tenemos tiempo y nos apetece investigar.

Gamle Oslo

La zona da sensación un poco de abandono a pesar de los edificios tan bonitos y coloridos que nos encontramos en ella. En el camino también descubrimos unas ruinas arqueológicas, pero al parecer poco explotadas.

Si buscas edificios impresionantes que te dejen boquiabiert@, no te molestes en desplazarte hasta aquí. Si por el contrario buscas conocer todas las caras de la ciudad, te gusta investigar, ya has visitado los lugares indispensables de Oslo y aún tienes tiempo, vete, te gustará. Eso sí, hay un buen paseo, nosotros pensamos que estaba más cerca y después de todo el día caminando, nos metimos una buena paliza que nos dejó agotados.

Y con Gamle Oslo terminamos de contar nuestros días por Oslo, pero no de Noruega. No te pierdas las próximas entradas si queréis saber que hacer 1 día en Bergen y como nos fue en el Norway in a Nutshell…

Y si quieres saber como organizamos nuestro recorrido y más consejos para viajar a este precioso país, no te pierdas nuestras entradas posteriores.

Y ya sabes, si te ha gustado no te olvides de compartir y seguirnos por las redes sociales 🙂 

 

4 Comentarios

  1. Lo mejor de lo mejorcito. Necesito ir con vosotros huevis

  2. Genial resumen de nuestro viaje 😀

Responder a Paula Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*