Hungerfortraveling

Creando nuestra propia historia, ¿te unes?

Cornwall, un viaje en coche por Inglaterra

Bostcastle

Nuestra primera parada por Cornwall (Cornualles en Español) fue Boscastle, un pueblo costero muy pequeñito de los que tenía apuntado pero que llegamos sin buscarlo, de casualidad buscando una oficina de turismo para conseguir un mapa de la zona lo encontramos. Nada más llegar nos fuimos en busca del castillo campo a través. Empezando a subir una pequeña colina maravillosamente verde oímos un cordero balando fuertemente, estaba justo enfrente nuestra del otro lado de la carretera en el prado enganchando entre los alambres y no podía moverse. ¡Cordero al rescate! allá fuimos corriendo, a salvarle (casi se  nos tira a la carretera del susto) pero Belén lo agarró como pudo y enseguida llegó Unai y ayudó a tirar de él. Rápidamente lo dejamos libre en el suelo, y corriendo se fue con su madre quién se puso muy contenta 😀 (no dejaban de balar los dos) antes de irnos la miramos y con un balido nos dio las gracias :), ¡de nada corderito!.

Boscastle

Tras la buena acción del día y decidir que la colina no era el camino nos fuimos en busca de la oficina de turismo, la cuál encontramos a la vez que un precioso paisaje.

Boscastle, Cornwall

En la oficina de turismo nos contaron que ya no había castillo, que una vez lo hubo pero que ya no quedaba nada, menos mal que dejamos de buscarlo…¡Pero conseguimos el mapa! Y nos dirijimos a ver el bonito estuario del pueblo, con sus barquitos y caminos estrechos y resbaladizos.

Boscastle, Cornwall
Estuario de Boscastle
Estuario de Boscastle, Cornwall

En este curioso pueblo también nos encontramos un curioso museo, Museo de la Brujería o en inglés Museum of Witchcraft and Magic al cuál no entramos ya que no teníamos mucho tiempo y barato lo que se dice barato no era por lo que para entrar un ratito de nada y verlo deprisa y corriendo decidimos pasar, aunque nos quedamos con las ganas, pero a veces todo no se puede :(.

Museo de magia y brujería de Boscastle

Ya con mapa seguimos nuestro viaje destino Tintagel.

Tintagel

¡Aquí si hay castillo!  (en ruinas), el que dicen fue el castillo del famoso Rey Arturo y desde donde se puede ver la que dicen fue la cueva del Mago Merlín. Realmente merece la pena visitar este lugar, bajar y subir sus increíbles escaleras entre acantilados y cruzar su puente desde el que puedes observar unas aguas turquesas (aunque no se aprecian en las fotos) que no te esperas en Inglaterra. Y es que viajando se aprende que no todo es lo que parece.

Castillo de Tintagel

Castillo de Tintagel

Puerta castillo Tintagel

Castillo Tintagel

Castillo Tintagel Puerta castillo Tintagel Castillo Tintagel Castillo Tintagel

Castillo de Tintagel Castillo de Tintagel Cala en el Castillo de Tintagel

Para llegar al castillo tienes que cruzar el pueblo, en el que puedes visitar su antigua oficina de correos, una casita muy chula. El pueblo se ve que es bastante turístico ya que todo el mundo va allí para visitar el castillo. Caminando por el pueblo te encontrarás con diferentes edificios basados en el rey arturo.

Antigua oficina de correos, Tintagel Antigua oficina de correos, Tintagel tintagel

Ya de vuelta en el coche, buscando unas cascadas, también famosas en la zona, nos encontramos unos simpáticas amigas que se acercaban como locas a nosotros pensando que les íbamos a dar comidita.

Tintagel

Las cascadas o St. Nectan’s Glen las encontramos, pero decidimos no ir ya que había que pagar y no nos pareció  bien con la cantidad de cascadas gratis que hay por el mundo, en las que en mi opinión, no se debería pagar en ninguna. La naturaleza no es de nadie. Así que continuamos nuestro camino que nos quedan aún muchos sitios por explorar.

Port Isaac

Tenía muchos pueblos planeados para visitar, tras Tintagel fuimos a Port Isaac, un pueblo costero muy pequeño. Era tan tan pequeño que no encontramos un sitio para comer jaja y si juntas eso a que era un poco tarde (para los ingleses) nos olvidamos. Si quieres visitar esta zona y no tienes mucho tiempo puedes prescindir completamente de este pequeño pueblo ya que es muy muy pequeño y lo único que tiene es una calita, pero no merece la pena llegar hasta allí solo por eso ya que encontrarás calas de ese estilo a lo largo del viaje.

Caminando por Port Isaac nos encontramos este gracioso cartel para averiguar el tiempo jaja, muy ingenioso.

Port Isaac

St Ives

Tras comer la comida que habíamos llevado con nosotros mientras conduciamos (o mientras Unai conducía), nos dirigimos hacia St Ives. Pueblo que no puede faltar en tu recorrido por Cornwall.

Plata de St Ives, Cornwall

St Ives, Cornwall

 

St Ives, Cornwall

Pueblo (o ciudad pequeña) costero, mucho más grande que los anteriores en el que se ve un ambiente diferente con un montón de lugares para comer, calles por las que perderte y un paseo marítimo muy agradable para pasear. Está rodeado de dos colinas a las que nosotros por tiempo no subimos pero tiene que ser muy interesante ya que desde lo alto se ven unas largas playas de arena con agua azul turquesa (como las de la foto) a lo largo de la costa.

St Ives, Cornwall

St Ives, Cornwall

Aquí también puedes probar los famosos Cornwall pastries (lo cuál me quede con las ganas) ya que acababamos de comer hacia un par de horitas y mucha hambre ya no es que tuviera. Nos hubiera gustado mucho haber llegado a la hora de comer a este pueblecito, haber descubierto un poco más sus calles y probado su comida típica. Pero eran las 5.30 así que lo único que nos quedaba era el té y casi ni eso… Otra de las cosas típicas de Cornwall son sus scones con clotted cream  y mermelada. Pero pillamos la hora del té casi acabado y solo encontramos cafés cerrados y con scones agotados así que no nos quedó otra que conformarnos con un café o chocolate caliente el cuál no era ningún desperdicio ya que estaba ¡¡¡buenísimo!!! También pude probar el helado de clotted cream, del cuál estoy enamorada desde entonces, es la mejor nata que puedes probar en el mundo, mmmm.

Land End

Tras un descando no tan largo como nos hubiera gustado debido a que ya íbamos un poco justos de tiempo (porque pasa tan rápido :´( ) nos ponemos de nuevo en marcha hacia Land End, otro de los sitios que  sabía que no podía perderme antes de terminar este viaje.

Land's End

No se si será el final de la tierra pero sí el punto más occidental de Inglaterra (Inglaterra, que no Reino Unido). Cuando nosotros llegamos la “pequeña ciudad” o área recreativa que hay ya estaba cerrada, pero eso no era lo que nos interesaba así que no nos importó. Nosotros teníamos el día un poco lluvioso y aún así las vistas eran increíbles, así que imaginate si te toca un dia soleado… no tiene desperdicio.

Land's End

Land's End

 

Land´s EndUnos acantilados increíbles y un océano que parece no tener fin. Un lugar en el que ver una bonita puesta de sol ( si tienes suerte y se ve el sol) y donde contemplar el sin fin del océano…

Land´s EndTambién hay una granja, por si vas con niños y vas a pasar el día o te apetece visitar una granja, además ofrecen diferentes actividades (pincha para saber más). Y por si te pilla la hora de comer y cenar y no llevas nada contigo, también hay un restaurante en el que ofrecen comida típica inglesa (fish and chips, hamburguesas y esas cosas jeje).

img_7965 Land´s End

Y aquí llega el fin de nuestro viaje de hoy, intentamos visitar Narijizal Beach, Song of the Sea Cave, un lugar que había visto en muchas páginas buscando información sobre Cornwall, una pequeña cueva en el mar, con unas vistas increíbles. Guiados por el GPS nos llevaba por caminos cada vez más estrechos hasta que llegamos a uno que ni siquiera estaba asfaltado, y según estaba el tiempo era un camino de barro, por lo que decidimos no meternos ya que no sabíamos lo que nos podía esperar más adelante, el coche era alquilado y no queríamos correr ningún riesgo, además era ya un poco tarde y había que caminar un ratito hasta llegar a la playa, con mucha pena nos dimos la vuelta. Creo que es un lugar que si vas en un momento en el que el tiempo es adecuado y tienes tiempo no te puedes perder, y sino mira algunas de las fotos de Narijizal Beach, Song of the Sea Cave.

Y ya pusimos marcha hasta Plymouth, donde nos quedamos a dormir, aún nos esperaba un largo viaje y mañana había que seguir visitando, aún nos queda Devon, pero eso mejor os lo cuento en el próximo capítulo, Devon, continua nuestro viaje en coche por Inglaterra.

¿Te ha gustado? Compártelo por las redes sociales 

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Únete!
Y serás el/la primer@ en descubrir nuestras nuevas aventuras viajando. ¡No te las pierdas!

− Consejos y recomendaciones para tus próximos viajes.

− Aumenta tus ganas de conocer nuevos sitios.

− Coge ideas para crear el recorrido de tu próximo destino.

 

Tranquil@, no recibirás Spam, lo odio tanto como tú. Además podrás darte de baja cuando quieras.

1 Comentario

  1. Que guayyy!!!! yo quiero el museo de la brujeria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*